Popular en el blog de mundo mayor

Tener perro se asocia con una vida más larga en personas con antecedentes cardiacos, y de ACV.

Tener un perro se asoció con un riesgo un 33% menor de muerte prematura para los sobrevivientes de ataques cardíacos que viven solos, y un 27% menor de muerte temprana para los sobrevivientes de ACV que viven solos, en comparación con las personas que no tenían un perro. Tener perro se asoció con un riesgo 24% menor de mortalidad por todas las causas y un riesgo 31% menor de muerte por ataque cardíaco o accidente cerebrovascular en comparación con quienes no lo tienen.

Leer artículo
Publicidad