MundoMayor - Ayuda a domicilio

Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD)

Meter a una persona en casa siempre es delicado, por eso te damos algunos consejos para que contrates un servicio en domicilio eficaz y, sobre todo, seguro.

Ayuda en el domicilio

El servicio de ayuda a domicilio o S.A.D., como su propio nombre indica, consiste en la prestación de asistencia al mayor en su propio hogar. (No confundir SAAD - Sistema para la Autonomía y la Atención a la Dependencia - que es como se conoce también a la Ley de Dependencia).

Está especialmente indicado para personas que requieren unos cuidados mínimos y una cierta ayuda para las actividades de la vida diaria, pero no quieren dejar de vivir en casa. Típicamente: aseo diario, curas y acompañamiento.

La prestación de este servicio la proveen tanto las entidades públicas como empresas privadas y, por el hecho de ser una prestación orientada a personas mayores, en el caso privado, las empresas que lo prestan deben estar en posesión de la Autorización Administrativa otorgada por la Comunidad Autónoma correspondiente.

Los niveles de servicio que se ofrecen son muy variados: desde unas pocas horas a la semana hasta un servicio 24 horas al día x 7 días a la semana, con la consecuente variación en precio. Otro aspecto importante que, también, definirá el precio, es el perfil profesional que se requiere, esto es, no es lo mismo requerir un auxiliar que una enfermera.

En todo caso y, aunque parezca repetitivo, es recomendable tener en cuenta algunos aspectos a la hora de solicitar un servicio de ayuda a domicilio:

  • Procure entrevistarse con varias empresas para poder establecer comparaciones
  • Plantee cuantas cuestiones considere oportunas sin ningún temor
  • Lea detenidamente los contratos para evitar problemas posteriores, asegurándose de qué está incluido en el servicio y qué no está incluido en el mismo
  • Asegúrese de que el personal de atención tiene formación o experiencia suficiente para atender al mayor
  • Tenga claros sus derechos, pero también sus obligaciones

Pero sobre todo:

  • ¡Contrata empresas autorizadas! >> Evita las asistencias de personal no profesional y sin ninguna referencia ni formación
  • Sabemos que es más costoso... ¡Pero es más seguro! >> Al fin y al cabo estamos hablando de tu familiar mayor y de tu propia casa
  • Busca profesionalidad, formación y gantía >> Las empresas autorizadas se preocupan:
    • De ti >> porque estarán ahí para supervisar que todo vaya bien y, si no estás conforme, siempre se puede buscar otra alternativa, sin que tú te esfuerces
    • De sus profesionales >> Proporcinando formación continuada y garantizando los derechos de los trabajadores

A pesar de que la ayuda a domicilio no nació como un servicio general del hogar, esto es, se trata de atender al mayor más que de realizar labores domésticas, cada vez más, las empresas ofrecen ambas opciones, incluso otros servicios como terapia ocupacional, fisioterapia, rehabilitación cognitiva, etc. Consulte todos estos detalles para dejar claro qué tipo de servicio desea.

En cualquier caso, no dude acudir a los especialistas en materia de asuntos sociales y tercera edad (bien sean servicios sociales públicos o empresas privadas autorizadas) para que le asesoren y le indiquen cual, o cuales, son las alternativas de las que dispone en materia de asistencia domiciliaria (tanto públicas como privadas). En cualquier caso, recuerde que los Trabajadores Sociales serán sus grandes aliados para ayudarle a tomar una decisión que no siempre es fácil.