MundoMayor - Centros de día

Centros de día

Son un servicio de enorme utilidad para mantener al mayor en su entorno habitual, pero también es preciso observar algunos consejos para elegir el más adecuado.

Centros de día y Centros de noche

Los centros de estancia diurna, o centros de día son, como su propio nombre indica, centros asistenciales para mayores para estancias temporales, durante unas horas al día.

Por otro lado, existen también servicios de estancia temporal que se prestan por las noches que, si bien no están tan extendidos, se pueden localizar.

Suponen una buena solución para aquellos casos en los que la persona mayor vive en su propio domicilio, o en el de algún familiar, y requiere asistencia durante unas horas (típicamente durante la jornada laboral de la familia) o, simplemente, quiere pasar unas horas en compañía de otras personas de su edad.

Podemos encontrar centros de día en edificios dedicados exclusivamente a este servicio, si bien es muy común encontrar que las instalaciones de centro de día están dentro de las instalaciones de una residencia para mayores. En este último caso, el acceso al centro de día suele ser independiente al de la residencia, aunque esto no es obligatorio (como siempre, es cada Comunidad Autónoma la que dicta esta norma).

Hay que tener en cuenta que un centro de día debe estar legitimado por la Administración mediante la preceptiva Autorización Administrativa de la Comunidad Autónoma a la correponda y, además, debe ser una autorización específica para esta actividad. Dicho de otro modo, por ejemplo en el caso de una residencia con centro de día, el centro debe contar con dos autorizaciones, una para la residencia y otra para el centro de día.

Como en casi todo, existen diferentes niveles de servicio y precio en los centros de día, por lo que, como siempre, es recomendable tener en cuenta algunas consideraciones:

  • Procure visitar varios centros para poder establecer comparaciones.
  • No todos los centros disponen de transporte. Este es un dato importante si el mayor no puede desplazarse por sus propios medios. Asegúrese también del coste, en caso de precisarlo.
  • Los responsables de los centros deben ser personas accesibles que estarán complacidos de atenderle.
  • Plantee en el centro de día cuantas cuestiones considere oportunas sin ningún temor.
  • Asegúrese de los términos de prestación del servicio, esto es, qué está incluido y cuánto cuesta.
  • Recuerde que tiene derechos, pero también debe observar algunas obligaciones.
  • No olvide que será una persona mayor quien asista al centro de día, por tanto, la elección del mismo debe hacerse pensando en las necesidades y gustos del mayor, por encima de los nuestros.

En cualquier caso, no dude acudir a los especialistas en materia de asuntos sociales y tercera edad (bien sean servicios sociales públicos o empresas privadas autorizadas) para que le asesoren y le indiquen cual, o cuales, son las alternativas de las que dispone en esta materia (tanto públicas como privadas). En cualquier caso, recuerde que los Trabajadores Sociales serán sus grandes aliados para ayudarle a tomar una decisión que no siempre es fácil.