Blog MundoMayor

Artículos, noticias, curiosidades, comunicación, eventos, sucesos, etc. En general y fundamentalmente relacionados con el ámbito de las personas mayores, la dependencia y los Servicios Sociales y el sector sociosanitario, pero no exclusivamente. Eso sí, siempre escrutando la actualidad para ofrecerte contenidos de calidad y solvencia contrastadas.

Entrenamiento y proteínas en personas de edad avanzada

La suplementación con proteínas en personas mayores que realizan deporte o ejercicio de fuerza, es aconsejable

Son muchas las personas que, aun siendo mayores, siguen realizando entrenamiento de fuerza, bien en un gimnasio, bien por otros medios.

Si bien es cierto que la edad llega a ser un factor limitante en relación con las personas jóvenes, la capacidad de adaptación de los tejidos del aparato locomotor todavía funciona.

Las investigaciones más actuales sitúan este tipo de entrenamiento como un modelo muy interesante para mantener una buena salud, no sólo muscular o articular, sino cardiovascular. Siempre, claro está, que se lleve a cabo de una forma adecuada a la circunstancia, y supervisado por un profesional.

En el post de hoy vamos a comentar los hallazgos que se han constatado en un estudio (Ferreira Vieira y col, 2022; Sports Med 11-jun; doi: 10.1007/s40279-022-01704-0) sobre la suplementación con proteínas es las personas mayores que siguen ?dándole al hierro?.

En este rango de edad, se observó que añadir una dosis extra de proteína en forma de suplemento además de la dieta, aumentaba la masa magra. Es decir, se incrementaba el tejido muscular en relación con el adiposo. Sin embargo no se demostró un aumento de la fuerza.

Esto significa, fundamentalmente, dos cosas:

  1. La suplementación con proteínas, unida a una dieta adecuada y adaptada al tipo e intensidad del ejercicio, en personas mayores sanas, que realizan ejercicio o deporte de fuerza, no es perjudicial.
  2. Esta suplementación podría contribuir a la reducción de tejido adiposo en relación con el aumento de masa magra o libre de grasa que, si bien no aumenta el nivel de fuerza en el individuo, si lograría una reducción de la obesidad.

Al respecto, el catedrático de fisiología del ejercicio de la Universidad Complutense de Madrid, José López Chicharro, comenta:

«El envejecimiento es implacable desde un punto de vista fisiológico. No hay nada que hacer, el paso de los años se asocia a un descenso del rendimiento en todas las funciones del organismo, incluida la fuerza. El proceso fisiológico del envejecimiento no puede detenerse, pero si minimizar sus consecuencias.

» Así, por ejemplo, mantener un entrenamiento de fuerza a lo largo de la vida permite que el descenso de la masa muscular y de la fuerza sea menos notable. El apoyo nutricional y de suplementación al entrenamiento de fuerza en edad avanzada es fundamental. Así, la suplementación con proteínas asociada con el entrenamiento de fuerza induce mayores aumentos en la masa corporal magra en comparación con el entrenamiento de fuerza solo.

» Además de una dieta adecuada (lo más importante) la ingesta de 40-50 g de proteína de suero (whey) después de entrenar fuerza puede ayudar a mantener las adaptaciones musculares (tamaño y fuerza) en edad avanzada

En resumen:

La suplementación con proteína de suero - una proteína de calidad -, no sólo no está contraindicada si llevas a cabo un deporte de fuerza y tu estado de salud no indica lo contrario, sino que sería un aditamento interesante para mejorar tu composición corporal.

En todo caso, y como aconsejamos siempre, dado que estamos hablando de un rango de edad donde nuestra salud empieza a mostrar un cierto ?cansancio? debido al paso y acúmulo de años, lo recomendable es consultar a un profesional de la medicina del deporte o nutricionista antes de iniciar la suplementación.

Ref.: fisiologiadelejercicio.com