Blog MundoMayor

Artículos, noticias, curiosidades, comunicación, eventos, sucesos, etc. En general y fundamentalmente relacionados con el ámbito de las personas mayores, la dependencia y los Servicios Sociales y el sector sociosanitario, pero no exclusivamente. Eso sí, siempre escrutando la actualidad para ofrecerte contenidos de calidad y solvencia contrastadas.

Consejos para escaleras a prueba de caídas

Consejos de prevención de caídas en las escaleras, para que nuestros mayores puedan seguir disfrutando de su casa, en seguridad.

¿Cuán seguros están nuestros mayores en las escaleras?

Consejos para escaleras a prueba de caídas

Todos conocemos al menos una persona mayor que se ha caído alguna vez. Si no, compruébelo preguntándoselo a sus conocidos. Los estudios de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología también lo comprueban: cada año, 1 de cada 3 personas mayores de 65 años se cae.

Pero a medida que avanzamos en la edad, las cifras son aún más alarmantes: la mitad de las personas mayores de 80 años se cae al menos una vez al año. Las caídas son comunes en esta franja etaria debido a los efectos obvios del envejecimiento, como sean la debilidad en las piernas y en la cadera, o incluso los cambios en la presión arterial, entre otros factores físicos y cognitivos.

Si usted es el cuidador ? formal o informal ? de una persona mayor, imaginamos que la prevención de caídas es una de sus mayores preocupaciones. Aunque el baño, el salón y la cocina son espacios habituales para las caídas, un lugar que merece especial atención es la escalera. No cabe duda de que una caída en la escalera puede conllevar a lesiones más graves que en cualquier otro espacio de la casa.

Afortunadamente, hay una serie de formas sencillas de hacer que las escaleras sean a prueba de caídas, no solo para las personas mayores de la casa, sino que son consejos que sirven para otros espacios, como residencias y centros de día.

1 - Retire todas las alfombras y repare daños estructurales

Empiece por retirar las alfombras de la parte superior e inferior de las escaleras, ya que suponen un peligro de tropezar o de resbalar. Si tiene escaleras enmoquetadas, asegúrese de que la moqueta no está suelta, y de que está bien apretada contra el borde de cada escalón. Si no fuera el caso, compruebe el estado de las escaleras que, dependiendo de los materiales, pueden tener desniveles, baldosas partidas, grietas en la madera, etc. Si sus escaleras son de un material liso (madera, mármol, etc.), coloque tiras largas de cinta antideslizante de contraste en cada escalón. Otras opciones son los peldaños de goma o un tratamiento de superficie antideslizante.

2 - Aumente la visibilidad en las escaleras

Si sus escaleras tienen niveles de iluminación más bajos que las zonas adyacentes, es muy importante añadir más luz. Una iluminación de al menos 60 vatios debería ser suficiente para iluminar adecuadamente el hueco de la escalera. Asegúrese de instalar interruptores de luz tanto en la parte inferior como en la superior de la escalera. Se recomienda también colocar luces nocturnas en los pasillos para aumentar la visibilidad hacia y desde las escaleras. 

3 ? Mantenga las escaleras desobstruidas 

Nunca almacene objetos en las escaleras, ni siquiera temporalmente. Los jarrones, las macetas y otros objetos decorativos pueden mejorar la estética de sus escaleras, pero aumentan el riesgo de caídas. Si tiene muebles cerca de los rellanos, reordénelos de manera que no bloqueen el camino. Ponga cinta adhesiva a los cables eléctricos y dispóngalos a lo largo del zócalo, fuera del camino. 

4 ? Compruebe que el pasamano ofrece seguridad

Los pasamanos deben instalarse a ambos lados de la escalera. Sujételos firmemente a las paredes y compruebe que estén a la altura de los codos de la persona mayor. Los pasamanos deben ser capaces de soportar todo el peso de un adulto sin sufrir daños. Además, un adulto debe poder rodear completamente el pasamano con su mano, para poder agarrarse con más confianza y firmeza. Aun así, recuérdele a su ser querido mayor que preste atención a cada paso, que se tome su tiempo y no lleve otros objetos en la mano mientras sube y baja las escaleras agarrado(a) al pasamanos.

5 ? Instalación de una silla salva escaleras

Si la persona mayor a su cargo llega a un punto en el que ya no es capaz de utilizar las escaleras con confianza, ni siquiera utilizando el pasamanos, considere la posibilidad de instalar una silla salva escaleras, antes incluso de pensar en remodelar la casa para incluir un dormitorio y un baño completo en la planta baja. Estas soluciones las proveen empresas como Stannah, fabricante de sillas salva escaleras que, a diario, habla con personas que han sufrido caídas que les han limitado mucho su movilidad, pero que todavía están a tiempo de invertir en su calidad de vida y pueden ahora recorrer las escaleras sin esfuerzo y sin riesgo de caída.

 

Aun siendo tan comunes, no deberíamos nunca caer en el error de normalizar las caídas en personas mayores. Debemos, eso sí, tener en cuenta los factores que están bajo nuestro control, como la seguridad de los espacios que nuestro ser querido utiliza a diario, para convertirlos en espacios que minimicen, a lo máximo, la probabilidad de una caída.

Por eso, creemos que la palabra de orden es ?prevenir?. Prevenir para que esa caída en la escalera no llegue a ocurrir nunca y que nuestros mayores puedan seguir teniendo la energía y la vitalidad para disfrutar de la vida por muchos años más.

Escríbenos, estamos para ayudarte